Estados Unidos estableció una licencia temporal que restaura la capacidad de Huawei para mantener redes existentes y proporcionar actualizaciones de software a los teléfonos móviles en uso fabricados por la compañía.

La medida temporal dura hasta el 19 de agosto.

Un documento de esa cartera señala que esa postergación fue decidida para que Huawei y sus socios tengan tiempo «para mantener y respaldar las redes y equipos existentes y actualmente en pleno funcionamiento, incluidas las actualizaciones de software».

Hay que recordar que puso a Huawei y a otras 68 entidades en una lista negra de exportación, que hace casi imposible que la empresa china compre productos fabricados en Estados Unidos.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.